Poesía

Que siga la lucha

“Crudérrimas noches”, así saludaría a estas horas la gente del programa de radio 3 “Carne cruda”, una de las cosas que hacía en España y que aquí sigo haciendo, gracias a Internet, siempre que tengo tiempo, y como podéis ver últimamente es mucho. Mordaz, creativo, irónico, realista, divertido, inteligente me faltan adjetivos para describir este fantástico programa, pero mejor es escucharlo a que yo os lo cuente. Lo cierto es que ayer estaba escuchando uno de sus programas, el del día 19 de Diciembre, dedicado en gran parte al movimiento Okupa, y me encendió como cada día esas ganas de estar allí en Málaga dando guerra, sobre todo en la Universidad, pero también en las calles. Y entre eso, que debería estar estudiando, y que el terceto del otro día me supo a poco, me he explayado con un terceto el triple de grande y lo he acabado con su buen serventesio y su pareado final (Espero que me salieran bien las cuentas y también sean todos endecasílabos). Con tintes de rebeldía y guiños hacia quienes siguen trabajando por el bien común, pese a que nos sigan quitando los bienes y lo más común siga siendo la precariedad, a todos ellos va dedicado este segundo terceto ¡Crudo!:

Resuenan tambores, venís armados,
tu traje azul oculta un cuerpo frágil,
yo traje corazones en las manos.
Tu bruta forma de pensar, es fácil
de dominar. Cerebrito en almíbar,
mascota política, perro hábil.
Cumples órdenes que llegan de arriba,
que asumes como un mandato divino,
bloqueando el paso a quien libre camina.
Si el que ha de protegerme es mi enemigo,
ley que lo respalde a mi no me ampara
y escojo rebeldía por camino.
Con cada golpe, avivas mi esperanza,
Y haces más verdadero mi mensaje
que es el mismo que se oye en cada plaza.
Las momias se están quitando el vendaje,
indignadas abandonan sus tumbas,
prenden antorchas, tomarán la calle.
Que la utopía vuelva a ser la espuma
que corona la cresta de las olas.
Llena las casas vacías, ¡Okupa!
La Democracia llora si está sola,
mas, aun estando débil no perece
cuando su pueblo entero la soporta.
Vienen vientos de cambio, soplad fuerte
que nosotros tejimos estas velas
y pronto seremos quienes gobiernen
los tres mástiles de esta carabela.
¡Navegad valientes y embravecidos
camaradas, son nuestros los navíos!
Anuncios

Tu reflexión es siempre bienvenida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s