Insperimentos, Narrativa, Prosa, Prosa Poética, Reflexiones, Relatos

Conexión

     (En un despacho presidencial, abstraído de la realidad mundana)

     -Adelante, háganlo.

    Aire, sólo es aire exhalado a través de una simple boca humana, aire paladeado, modelado a empujones de lengua sobre el asfalto dentado y fermentado en whisky. Apenas apreciable, etérea como la razón de todo esto, la llovizna de saliva salpica el plástico agujereado del micrófono telefónico donde las palabras se traducen en corrientes eléctricas y así, cableadas en cobre, acuden al teatro de las ondas para recorrer un instante de mundo y llegar intactas del otro lado. Aire, sólo es aire, escupido a través de un plástico sobre una simple oreja humana, sin saliva, sin whisky, bailando un tímpano de huesos en mitad del oído, un vals con Bashir resonando en caracolas, ahora impulso entre neuronas, inervada mente al brazo-hombro-codo-muñeca-mano-dedo-gatillo-bala-aire-ropa-piel-músculo-tendón-hueso-corazón. Cor desecho en sangre que asoma y es luz, sólo es luz iluminando una pupila testigo, una retina digital codificando una señal de vuelta al teatro de las ondas para viajar de nuevo al otro lado, a todos lados, parabolizada hasta una caja cada vez más plana y ser de nuevo luz, y ser de nuevo aire.

    Este mismo äire.

    Esta misma luz.

    Luz hacia tus ojos.

    Aire en tus pulmones.

Anuncios

Tu reflexión es siempre bienvenida.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s