La fotografía de Zakaria

Luz es a la palabra lo que oscuridad es al silencio. Lejos de ser nombre, sustantivo, luz es Verbo, eterno devenir, movimiento por excelencia elevado a la máxima velocidad posible. Es la exploradora genuina, aventurera intrépida que, desde el mismísimo comienzo, se afana por alcanzar los confines más lejanos del Universo. Nadie como ella seSigue leyendo “La fotografía de Zakaria”

Sensaciones a la vuelta de la esquina

De la danza entre literatura y fotografía ha nacido un hermoso tejido, un poético tapiz que desde hoy mismo cuelga en las paredes de Derivasia.

El conflicto (entendido) desde el Corazón

Si entendemos por corazón más que el órgano que nos mantiene vivos; si lo vemos como el motor vital, no sólo de lo orgánico sino de lo volitivo; un corazón que late en lo físico y en lo espiritual; un corazón que representa nuestro centro, el núcleo, la sede del amor, del querer y delSigue leyendo “El conflicto (entendido) desde el Corazón”

Cuidarnos desde las palabras: la violencia en el lenguaje cotidiano.

“Cada día que hablamos pintamos con la lengua símbolos de lo vivido, confiándole al aire su reparto de oído a oído. Charlamos, discutimos, comunicamos y, de alguna forma, nos tocamos, golpeamos y acariciamos con palabras. Y así, con un gesto sencillo de la boca, somos capaces de ablandar al más duro de los corazones ySigue leyendo “Cuidarnos desde las palabras: la violencia en el lenguaje cotidiano.”

Sentencia injusta y confesión.

Martes 17 de Septiembre, Tordesillas. ¿Qué es un rectángulo? Una figura geométrica, una puerta, una valla, una roca, no sé si de verdad existe un rectángulo. En mi caso es una rendija de luz que deja pasar aire y una pequeña lagartija moteada, esa que se aferra a la pared como yo lo hago aSigue leyendo “Sentencia injusta y confesión.”

Conexión

     (En un despacho presidencial, abstraído de la realidad mundana)      -Adelante, háganlo.     Aire, sólo es aire exhalado a través de una simple boca humana, aire paladeado, modelado a empujones de lengua sobre el asfalto dentado y fermentado en whisky. Apenas apreciable, etérea como la razón de todo esto, la llovizna de saliva salpicaSigue leyendo “Conexión”

Un examen, dos, tres…

Saturado de exámenes y de tanto estudiar no me queda apenas tiempo para escribir… Ya queda poco, pero entre tanto aquí dejo un pequeño fragmento de mi novela (aprovecho además para decir que ahora también podéis curiosearla y leerla directamente desde este blog sin tener que descargarla pinchando aquí ->  “La Caja Verde”). Este fragmentoSigue leyendo “Un examen, dos, tres…”