Escritura

   La palabra es mi principal medio de expresión y a nivel artístico encuentra en la escritura la forma perfecta de esculpir los contornos de su sonoridad. Es ahí, en el momento en el que la pluma y el papel entran en contacto, donde cielo y tierra se unen; y en ese instante, las nubosas formas de mi mente se precipitan sobre la llanura de los folios en un fecundo baile del que brota la palabra escrita.

   Pero la palabra escrita es hueca, es una forma vacía, una flauta que necesita ser soplada, y es, a través de la lectura, como insuflamos el aliento vital que revela su vibración y nos descubre su eterna realidad sonora. Cuando los ojos vuelan veloces sobre el texto, la palabra escrita se convierte en una escultura silenciosa; mas cuando los ojos caminan al ritmo de la lengua, las esculturas cobran vida y revelan al oído el dinamismo musical de sus contornos. Así como ver el mar sin probar sus aguas, sin escuchar el susurro de las olas, ni bañar nuestros cuerpos en él, se convierte en una experiencia superficial; ver el texto sin interpretar la partitura de las voces que alberga, se convierte en una experiencia pobre. Esta es la razón, queridos lectores, por la que recomiendo recuperar la experiencia de la lectura en voz alta, pues sólo de esta manera un texto desnuda ante nosotros su entera belleza.

A continuación puedes acceder a una selección de mis obras literarias (en el blog podrás encontrar el resto de escritos):

Eva

Novela corta y experimental.