Sentencia injusta y confesión.

Martes 17 de Septiembre, Tordesillas. ¿Qué es un rectángulo? Una figura geométrica, una puerta, una valla, una roca, no sé si de verdad existe un rectángulo. En mi caso es una rendija de luz que deja pasar aire y una pequeña lagartija moteada, esa que se aferra a la pared como yo lo hago aSigue leyendo “Sentencia injusta y confesión.”

La gran verdad (que nadie se atreve a decir)

     Llega un momento, imagino que en la vida de toda persona, que alcanza una de esas conclusiones tan hermosas que rozan la verdad casi absoluta, y no puede hacer más que admirar dicha verdad y repetirla una y otra vez en voz alta, y cada vez cobra más sentido, y más profundo y claroSigue leyendo “La gran verdad (que nadie se atreve a decir)”

Doloroso relincho

     En el indigno espectáculo del toreo, no sólo el toro es víctima de “el Hombre” (singular y mayúsculo), sino también el caballo (símbolo de la dominación, espíritu salvaje domado y montado) obligado a portar sobre su cuerpo al lancero cómplice del matador, portador de dolor y sufrimiento, sentenciado a veces a morir por laSigue leyendo “Doloroso relincho”

Toreo

Nobleza, poderío, bravura, todo toro pasa por la espada valerosa del torero, mano de ojos firmes, alma de corazón ciego, humanidad muerta, macho hecho de mierda y pelo. De las pocas luces que le quedan, todas las viste su traje. De la ilusión cómplice de los aplausos se oculta sombría la sangre, vapóreo hierro deSigue leyendo “Toreo”

PÁJARO-en jaula

Tengo por jaula un vendaval de pena, prisión de metal y hielo. Canto al tiempo que calmo mi condena desplumado de anhelo, temiendo morir sin conocer cielo.   Soy pájaro joven de vuelo ajado, jinete hijo del viento, fugaz saeta de vestido alado, libertario sediento, músico de profundo sentimiento.   Pío y bebo polvo deSigue leyendo “PÁJARO-en jaula”

Dulciblanca Ternerina

Holy daughter, escultura de Prune Nourry. *** Entre frescahïerba y suavelengua concebida, luna de leche fina, nútrete de mi pecho, que te amengua sed y hambre, dulciblanca ternerina. Sonrisalta y corriríe este prado arriba, aquel campo abajo, ¡alegría! Mas pronto arrancarán de mi costado mi derecho a querer tu compañía. Arrebatado fruto de mi entraña,Sigue leyendo “Dulciblanca Ternerina”