En buena compañía

Tras un espectacular viaje por las tierras sureñas del Norte de África, habiendo recorrido unos cuantos miles de kilómetros y después de sacar unas pocas cientas de fotografías, era inevitable que surgiera, luego de fermentar con lentitud, con un amasado enérgico y un fuerte horneado, una linda obra fotográfico-literaria que desde hace unos días podéisSigue leyendo “En buena compañía”

Paciencia

Últimamente, es decir, en los días que no hace más de unos meses que he dejado atrás, me he dado cuenta que estoy tan seducido por las palabras que hasta me cuesta escribir.

La fotografía de Zakaria

Luz es a la palabra lo que oscuridad es al silencio. Lejos de ser nombre, sustantivo, luz es Verbo, eterno devenir, movimiento por excelencia elevado a la máxima velocidad posible. Es la exploradora genuina, aventurera intrépida que, desde el mismísimo comienzo, se afana por alcanzar los confines más lejanos del Universo. Nadie como ella seSigue leyendo “La fotografía de Zakaria”

HORIZONTE

Allí donde el cielo y la tierra consuman su alianza creadora, en los confines que la vista alcanza para envidia de los pies, se encuentra la veleta de los sueños, trono de los ideales hacia el que aspiran nuestras esperanzas.

Sensaciones a la vuelta de la esquina

De la danza entre literatura y fotografía ha nacido un hermoso tejido, un poético tapiz que desde hoy mismo cuelga en las paredes de Derivasia.

El conflicto (entendido) desde el Corazón

Si entendemos por corazón más que el órgano que nos mantiene vivos; si lo vemos como el motor vital, no sólo de lo orgánico sino de lo volitivo; un corazón que late en lo físico y en lo espiritual; un corazón que representa nuestro centro, el núcleo, la sede del amor, del querer y delSigue leyendo “El conflicto (entendido) desde el Corazón”

Incensario de Uaua, el Agñi del agua

¡Oh, Uaua! ¡Sangre de la Tierra! ¡Diamante tembloroso de salada espuma que arropas bajo tu manto el sueño de nuestra vida! Recibe este presente como muestra de eterna gratitud por permitirnos calmar la sed en el cristalino fluir de tu cuerpo. ¡Ojalá que tu vientre siga derramándose, siempre fértil, desde las montañas más elevadas hastaSigue leyendo “Incensario de Uaua, el Agñi del agua”