Paciencia

Últimamente, es decir, en los días que no hace más de unos meses que he dejado atrás, me he dado cuenta que estoy tan seducido por las palabras que hasta me cuesta escribir.

HORIZONTE

Allí donde el cielo y la tierra consuman su alianza creadora, en los confines que la vista alcanza para envidia de los pies, se encuentra la veleta de los sueños, trono de los ideales hacia el que aspiran nuestras esperanzas.

Sensaciones a la vuelta de la esquina

De la danza entre literatura y fotografía ha nacido un hermoso tejido, un poético tapiz que desde hoy mismo cuelga en las paredes de Derivasia.

Sueños de césped

La mirada del halcón rastrea el aroma del césped recién cortado en busca de ingenuas palomas de blancolivo encanto. La rueda del carretillo avanza con la mañana clara, tirando a su paso el polvo de cal que delimita el campo, se acaba la madrugada.

La gran verdad (que nadie se atreve a decir)

     Llega un momento, imagino que en la vida de toda persona, que alcanza una de esas conclusiones tan hermosas que rozan la verdad casi absoluta, y no puede hacer más que admirar dicha verdad y repetirla una y otra vez en voz alta, y cada vez cobra más sentido, y más profundo y claroSigue leyendo “La gran verdad (que nadie se atreve a decir)”

Doloroso relincho

     En el indigno espectáculo del toreo, no sólo el toro es víctima de “el Hombre” (singular y mayúsculo), sino también el caballo (símbolo de la dominación, espíritu salvaje domado y montado) obligado a portar sobre su cuerpo al lancero cómplice del matador, portador de dolor y sufrimiento, sentenciado a veces a morir por laSigue leyendo “Doloroso relincho”